Cómo organizar un concurso musical

Cómo organizar un concurso musical
Cómo organizar un concurso musical

Locales de música en directo, promotores musicales, estudios de grabación y el resto de empresas del sector musical deben estar en contacto permanente con los nuevos talentos. Empresas y músicos noveles deben ir de la mano si quieren participar del futuro de la música. En éste país hay talento, reconocerlo y apoyarlo es una gran inversión para todos.

Desde luego esperar a que las bandas llamen a tu puerta no es una buena idea ni un buen negocio. Una de las opciones que proponemos (y promovemos) desde Concursos Musicales es la creación de convocatorias para ofrecer oportunidades a los músicos emergentes y así estar en contacto con ese talento floreciente que un día conquistará el mundo. Cómo organizar un concurso musical no es difícil. Vayamos paso a paso.

Negocio y arte son compatibles

Una sala puede dar la oportunidad a varias bandas jóvenes para tocar en su escenario un día en el que no hay nada programado. Un estudio puede darse a conocer entre las bandas jóvenes creando un concurso y grabando un par de temas al ganador. Si una marca organiza una competición entre grupos lanza un mensaje muy potente al mundo: “yo apoyo a los músicos”. Un festival que completa su parrilla en los horarios más “difíciles” con bandas noveles. Hay decenas ejemplos que permiten a las empresas dar una oportunidad a las bandas jóvenes y además conseguir un objetivo determinado.

Algunas de las ventajas más evidentes son:

  • Para los locales: ocupar el espacio en días en los que no tienes nada programado y ofrecer música en directo (¡quien no agradece música en directo en un local!)… y estar en contacto con el nuevo talento.
  • Para empresas cuyo público objetivo son los músicos: darse a conocer entre sus potenciales clientes… y estar en contacto con el nuevo talento.
  • Ventajas para los festivales: dar oportunidad a las bandas noveles en los horarios que las bandas grandes no quieren… y estar en contacto con el nuevo talento. Un ejemplo de festival con concurso musical es el Azkena Rock.
  • Ventajas para las marcas: darse a conocer como una marca que apoya a los músicos emergentes. Un ejemplo de marca que se implica en las bandas emergentes es el concurso de bandas de Barcelona Harley Days.

Vale, me has convencido. Cómo empiezo a organizar un concurso musical

Primero debes saber qué ofrecer para atraer el talento a tu casa. Lo lógico es que no te líes y hagas lo que sabes hacer: si tienes una sala el premio será tocar en directo, si eres un promotor puede ser telonear uno de tus artistas, si tienes un estudio puedes ofrecer un par de días de grabación… y si eres una marca pues deberás pagar por un local, un estudio o buscar a alguien que te organice la fiesta.

Una vez tienes claro cuál es el premio elige los estilos en los que te encuentres cómodo, las fechas, los requisitos que quieres que tengan las bandas, etc.

Para organizarlo tienes varias alternativas que van desde el “hazlo tu mismo” al “contacta con un profesional”. Algunas de las alternativas son:

  • Crear una página web (landing page) expresamente para el concurso. Sólo al alcance de las grandes marcas ya que, aparte de la web en sí, requiere el desarrollo de una funcionalidad para recopilar y gestionar las candidaturas (si se quiere hacer bien, claro). Es la solución perfecta, aunque la más cara.
  • Crear un apartado en tu web para recopilar las candidaturas. Basta con crear un formulario y que los candidatos te envíen la documentación. La persona que te hizo la web te lo podrá crear en un momento. Es barato, aunque la gestión de la información de los candidatos será un poco tediosa.
  • Poner a disposición de los candidatos un email para que te envíen la documentación o sus datos. Es lo más barato, pero gestionar la avalancha de emails se puede convertir en un infierno.
  • Poner a disposición de los candidatos un apartado de correos o una dirección postal para que te envíen su material… ¿en serio? ¿sabes que vivimos en la era de internet? Nada recomendable pero, aunque no lo creas, muy usado aún. Un auténtico martirio a la hora de valorar los candidatos.
  • Crear un concurso en Facebook. Hay varias aplicaciones en Facebook como Easypromos que te permiten crear un concurso en la red de redes. Requiere que te sepas mover bien en Facebook pero seguro que si conoces a un Community Manager te podrá ayudar. El problema es que no ofrece muchas alternativas para gestionar los candidatos. Además si tus fans no son músicos no te servirá mucho.
  • Contar con una web tipo riffbizz o meetinarts para organizar el concurso. Es lo más parecido a tener una web propia pero sin que resulte tan caro. Nosotros recomendamos ésta alternativa siempre que podemos. Por experiencia conocemos como trabaja riffbizz y dispone de un sistema potente para gestionar las candidaturas (filtrar, seleccionar, descartar, puntuar, contactar, etc) que permite valorar gran cantidad de candidatos en poco tiempo. Además los chicos de riffbizz moverán tu concurso en sus redes sociales y contactos compuestos de cientos de músicos y bandas.

Ya tengo el concurso musical en marcha, ¿ahora qué hago?

Has hecho lo más difícil, ya sabes lo básico de cómo organizar un concurso musical, así que si has llegado hasta aquí no olvides promocionar el concurso. Mueve tus medios sociales, tu newsletter, tus contactos con la prensa… y contacta con Concursos Musicales para que lo publiquemos.

Y para terminar suerte con la elección de los músicos. Es una gran responsabilidad pero también es muy gratificante. Trátalos bien y la música te lo agradecerá. Necesitan tu empujón para generar la energía sobre la que se sostiene éste negocio que tanto amamos.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

4 Comments

  1. Excelente artículo, sólo me queda duda sobre el marco juridico que regula un concurso. Tengo entendido que cuando hay premios de por medio debe de validarlo alguna instancia para dar fe y legalidad del Concurso.

    Agradeceré su respuesta.

    • Hola Julio,
      No somos extertos en leyes, pero entendemos que si los premios son en metálico y llevan la retención adecuada es suficiente. Por otro lado la participación de un notario no es imprescindible aunque algunos concursos los usan. Las bases publicadas del concurso obligan tanto al organizador como a los participantes, pero desconocemos el valor contractual de las mismas.
      Un saludo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*